Lula vuelve a la región con abrazos en Argentina y aplausos en la Celac

Verónica Daltó | Buenos Aires, (EFE).- El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, ha dejado claro que Brasil vuelve a dialogar con sus vecinos de la región y fue recibido con calor y aplausos en Buenos Aires, primero en visita oficial a Argentina y luego con el regreso a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac). El brasileño eligió Argentina para realizar su primer viaje internacional desde que asumió su tercer mandato el pasado 1 de enero, y fue recibido por el presidente Alberto Fernández, correligionario y político con quien tiene una buena relación personal. Su presencia elevó el nivel del foro internacional que él mismo había ayudado a crear en 2010. Ambos presidentes optaron por iniciar una “nueva etapa” después de que el triunfo de Lula da Silva pusiera fin al mandato del presidente Jair Bolsonaro, quien tenía una mala relación con Alberto. Fernández, y que Brasil regrese a la Celac, de la que el presidente ultraderechista se excluyó en 2020, por la presencia de Cuba, Nicaragua y Venezuela. Y tras el intento de golpe sufrido por el gobierno de Lula da Silva, el pasado 8 de enero en Brasilia, la región se ha solidarizado con la lucha contra los partidos de derecha fascista que están surgiendo en el continente, discurso que se ha repetido a lo largo de todo el visita oficial y la VII Cumbre de la Celac, que también rechazó los hechos violentos en Perú. El Presidente de Argentina, Alberto Fernández (L), saluda al Presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, durante la VII Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), hoy, en el Hotel Sheraton, en Buenos Aires (Argentina). La VII Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) inició este martes en Buenos Aires con representantes de los 33 países de la región. EFE/ Enrique García Medina Durante su visita, Lula defendió la presencia de Cuba y Venezuela en el foro, a pesar de las denuncias de no ser países democráticos y por violaciones a los derechos humanos, sumándose a la posición del Gobierno de Aberto Fernández, que fue muy criticada por la oposición argentina. En el marco de esta VII Cumbre de la Celac, Lula se ha reunido con el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, en su intención de restablecer relaciones diplomáticas. El Presidente de Argentina, Alberto Fernández (L), saluda al Presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, durante la VII Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), hoy, en el Hotel Sheraton, en Buenos Aires (Argentina). La VII Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) inició este martes en Buenos Aires con representantes de los 33 países de la región. EFE/Enrique García Medina Un deseo que también expresó en su relación con Venezuela, pero la reunión con el presidente Nicolás Maduro, prevista para el pasado lunes, fue cancelada porque el “yerno” de Chávez suspendió su viaje a Buenos Aires. También se frustró la reunión prevista con la vicepresidenta argentina, Cristina Fernández, que se iba a realizar en el Senado argentino, en momentos en que la expresidenta (2007-2015) alude a la existencia de “lawfare” (guerra legal) para denunciar los procesos judiciales que enfrenta por corrupción. Lula da Silva también se reunió con Mia Mottley, primera ministra de Barbados, país con el que Brasil quiere tener transporte aéreo. Y también se reunió con el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, para hablar de cooperación y alianzas para la paz, y con el director general de la FAO, Qu Dongyu, para hablar de los esfuerzos para combatir el hambre. Lula, que ya gobernó su país entre 2003 y 2010, generó expectación en Buenos Aires por los anuncios económicos, que incluían el especial interés de Argentina en discutir la posible creación de una moneda común -la “sur”- para las transacciones comerciales, que permitiría dejar de depender del dólar. Brasil es el principal socio comercial de Argentina, y el propio Lula reconoció que el comercio bilateral entre ambos países fue de 7.000 millones de dólares en 2003, subió a 40.000 millones de dólares en 2010 y se redujo a la mitad. Por ello, se comprometió a trabajar para relanzar la relación comercial. La visita de Lula da Silva también abordó el fortalecimiento del Mercosur -el bloque que reúne a Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay- que enfrenta turbulencias por posibles acuerdos fuera del bloque entre Uruguay y terceros países, como China, asunto que el brasileño La delegación embarcará mañana en Montevideo, su próxima escala, al otro lado del Río de la Plata.

Leer la nota Completa > Lula vuelve a la región con abrazos en Argentina y aplausos en la Celac

Add Comment